Loading...
Home Laboratorio Nacional 2017-09-26T12:01:49+00:00

La micro y nanofluídica son usualmente definidas como el estudio y aplicación del flujo de fluidos dentro y alrededor de objetos micro y nanométricos. Es un campo multidisciplinario relacionado con áreas como ingeniería, física, química, bioquímica, nanotecnología y biotecnología. Algunas de sus aplicaciones hacen uso del flujo laminar que ocurre a éstas escalas, como las celdas de combustible microfluídicas. Otras se benefician con los pequeños volúmenes requeridos, como es el caso de los sistemas de ensayo biológico portátiles (point of care) o masivamente paralelos (high throughput screening). Esta es la denominada tecnología Lab-on-a-chip (laboratorio en chip) que promete soluciones de alto rendimiento y análisis altamente específico para aplicaciones en la industria química, biotecnológica, farmacéutica,  de energía, aero-espacial entre muchas otras, bajo un esquema de bajo consumo de reactivos, muestras y energía en un minimo espacio.

Debido al auge de esta disciplina en los años noventa, la amplia disponibilidad de herramientas tecnológicas originalmente usadas en la fabricación de sistemas microelectrónicos y el desarrollo de nuevas técnicas de microfabricación, el estudio y la aplicación de la micro y nanofluídica es mucho más accesible actualmente.

El mercado de la micro y nanofluídica está siendo testigo de un gran crecimiento debido al aumento de la participación de fondos para la investigación en farmacéutica y biotecnología. A nivel global, se espera que el mercado pase de USD$3,1 mil millones en 2015 a USD$7,5 mil millones para el año 2020 concentrándose principalmente en Estados Unidos, Canadá y Europa.1

En México, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) ha impulsado el desarrollo científico y tecnológico del país a través de varios instrumentos. Entre ellos se encuentran los Laboratorios Nacionales cuyo objetivo es equipar con infraestructura especializada a las instituciones de ciencia, tecnología e innovación para expandir sus capacidades de servicio técnico, académico y de investigación con estándares de calidad internacional.

Con base en esta necesidad tecnológica se crea el Laboratorio Nacional de Micro y Nanofluidica (LABMyN), con sede en el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (CIDETEQ), en conjunto con la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), el Centro de Investigación en Materiales Avanzados (CIMAV) y el Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), para conformar un laboratorio con la infraestructura y el capital humano que permita el desarrollo de esta línea de investigación a un nivel de competitividad internacional y que promueva el desarrollo industrial de esta tecnología emergente.

El laboratorio nacional  de micro y nanofluidica (LabMyN) tiene como misión  promover  el desarrollo y transferencia  de tecnologías Lab-on-a-chip a través  de la vinculación de la investigación científica  con el sector académico e industrial, la formación  de recursos humanos  especializados y la prestación  de servicios  de microfabricación de alta tecnología  y consulta  de información  especializada.

Ser reconocido como laboratorio de vanguardia nacional en el estudio y desarrollo de sistemas de micro y nano escala  orientados a la tecnología Lab-on-a-chip.

“En el CIDETEQ estamos comprometidos con la mejora continua en nuestros procesos de Generación de Conocimiento, Formación de Recursos Humanos y Prestación de Servicios Tecnológicos; con objeto de satisfacer los requerimiento de nuestros clientes y de las partes interesadas.”  

Objetivos de Calidad:

1) Lograr la “fase de verificación” en al menos el 90% de las Acciones Preventivas y Correctivas en un plazo máximo de 60 días naturales a partir de su registro en el sistema de calidad.

2) Documentar e implementar al menos una Acción de Mejora en cada uno de los procesos sustantivos y administrativos declarados en el sistema de calidad, bajo el liderazgo de los Responsables.

3) Obtener más del 85% anual de Satisfacción de los Clientes (externos e internos) con respecto al cumplimiento de sus requisitos establecidos en los proyectos, en los servicios tecnológicos y en el posgrado.